Estimulación Cognitiva

La Estimulación Cognitiva es una parte importante de las neurociencias aplicadas, diseñada para favorecer las funciones cognitivas básicas y superiores. En las básicas están la atención, la orientación, la concentración y la memoria; y en las funciones cognitivas superiores están el lenguaje y la flexibilidad mental.

Estas son algunas posibles condiciones en donde se puede utilizar la Estimulación Cognitiva:

  • Durante una enfermedad del Sistema Nervioso Central
  • En las etapas posteriores a una intervención quirúrgica o traumatismo
  • En los ámbitos cognitivos alterados o que comienzan a alterarse, o en aquellos que no se encuentran afectados pero que pueden mejorar su rendimiento.

La estimulación cognitiva se basa en la plasticidad y en la reserva cerebral para mejorar el rendimiento de las capacidades mentales, mediante técnicas y ejercicios organizados de modo sistemático.

El fundamento científico de la estimulación, se ubica en el fenómeno biológico conocido como plasticidad neuronal, que es la capacidad de regeneración neuronal. Algunos estudios clásicos demuestran que el Sistema Nervioso Central puede adaptar su morfología a diferentes variaciones del entorno.

La estimulación cognitiva funciona de la siguiente manera:

  • Se realiza una evaluación neuropsicológica. El especialista diseña un plan de trabajo personalizado y se definen las etapas del entrenamiento, tanto de habilidades como de conductas.
  • Se buscan estrategias compensatorias, como un reentrenamiento directo en las funciones cognitivas comprometidas.
  • Se utilizan tecnologías no invasivas, que incluyen diversos procedimientos que el usuario realiza frente a una computadora con una aplicación o software especializado, siempre acompañado de un especialista que guiará en las actividades, la cuales van de lo más sencillo hasta lo desafiante.

El resultado de la mejora o la disminución del deterioro dependerá de la condición del paciente y de la constancia con la que se involucre en su entrenamiento.

Algunas de sus ventajas son:

  • Optimiza el rendimiento de las habilidades cognitivas preservadas
  • Estimula y activa las habilidades afectadas
  • Fomenta la capacidad de trabajo autónomo y la autoestima
  • Refuerza y estimula los hábitos de aprendizaje
  • Aumenta la motivación e implicación del usuario en el trabajo de estimulación

ESCRÍBENOS

Gracias tu mensaje ha sido enviado.
There was an error trying to send your message. Please try again later.